Agilizar la salida al mercado es la ocupación principal de muchas empresas que se ven siempre corriendo el tren de la tecnología de atrás. La renovación es parte intrínseca del mundo moderno y su paso es acelerado y abarcativo: a medida que mayor cantidad de dispositivos atraviesan la integración a la red, por ejemplo a través del creciente uso del Internet of Things (IoT), la información relativa a su uso se multiplica exponencialmente. 

El análisis sistemático de esta información es crucial para las empresas: los sistemas de mediación son los encargados de recolectarla, distribuirla y luego ordenarla en función de las reglas de negocio que permiten una correcta facturación de servicios y un monitoreo constante y preciso del uso. Si estos sistemas son versátiles, adaptables a nuevas reglas, nuevos dispositivos y protocolos, nuestra respuesta ante el cambio tecnológico será más veloz. Pero esto no suele suceder.

Las razones son variadas: la multiplicidad de tecnologías legadas, que no podemos dejar de usar porque aún forman parte de la vida de nuestros usuarios, se suma a aquellas nuevas tecnologías, de creciente implementación, y a los usuarios que demandan servicios para ellas. Además, debemos considerar los sistemas legados, que procesan dichas tecnologías, y que también son de obligatoria incorporación. Suele pasar, entonces, que varios sistemas de mediación se superponen en esta necesidad de hacer frente a tecnologías diversas y su integración no siempre es óptima. 

Este es entonces el desafío de las empresas y de los sistemas de mediación: incorporar tanto lo viejo como lo nuevo y hacer un uso eficiente e inteligente de la información para obtener el máximo provecho en cada proceso, la menor cantidad de redundancias, y a su vez, conservar una gran apertura y disponibilidad para los cambios del mañana. 

Mezzo es el sistema de mediación de Southcom que logra adaptabilidad y máxima eficiencia

A través de décadas de trabajo junto a ANTEL, la mayor empresa de telecomunicaciones de Uruguay, hemos perfeccionado un sistema que ha logrado incorporar la voluminosa demanda de usuarios, las nuevas tecnologías y sus nuevos usos. Este sistema es Mezzo y logra su eficiencia a través de la innovación: Mezzo genera una sola lectura del cdr (información de uso) y la utiliza todas las veces necesarias, en cada proceso subsiguiente, habiendo extraído y clasificado cada variable relativa al uso una sola vez. 

Usualmente, en la mediación tradicional, el archivo es leído, copiado y movido varias veces en un servidor y, como resultado final, en las funciones de mediación se generan archivos con similar información y diferente formato, para ser distribuidos a distintos sistemas. Gracias a la innovación de Mezzo, esta acumulación de archivos se vuelve innecesaria y redundante; Mezzo permite editar fácilmente las reglas y dependencias para incorporar rápidamente cambios en los flujos de mediación, con máxima eficiencia. 

La versatilidad de Mezzo hace que su funcionalidad trascienda el campo de las telecomunicaciones: la mediación forma parte de sistemas bancarios o de seguros, donde el diseño personalizado de facturación está capturando la atención de cada vez más usuarios y de empresas que buscan brindar un servicio acorde a la tecnología utilizada y al uso cotidiano que el usuario le da.

En Southcom, nuestra garantía está basada en un trabajo future-proof, a largo plazo, que sostiene a empresas en todos los aspectos de la integración tecnológica, donde la renovación está siempre contemplada y es atendida.