Las soluciones en mediación operan en torno a ciertas bases: escalabilidad, elasticidad e integración; buscan analizar de forma correcta y eficiente los enormes volúmenes de datos e integrarlos a diversos procesos, notoriamente aquellos de facturación. Son un insumo informático indispensable en las telecomunicaciones: conectan a usuarios y su tecnología, con el servicio brindado por la empresa. 

Para las empresas, la mediación garantiza una correcta facturación de sus servicios, la disminución de fraudes, y cuando este sistema es robusto se evitan pérdidas de ingresos producto de ineficiencias, imprecisiones, o demoras. Se consigue una situación de adaptabilidad, constante, frente a un mercado y usuarios muy dinámicos. Pero este modelo de negocio también esconde sobrecostos y tarifas agregadas a la hora de hacer frente al esperado dinamismo. 

Cada subservicio asociado a nuevas soluciones de mediación, indispensables para salir antes al mercado, para cubrir rápidamente la demanda de nueva tecnología (mientras mantenemos las posibilidades anteriores de la tecnología legada y sus sistemas), no suele estar incorporado en el servicio que brinda la mayoría de los proveedores. Las soluciones personalizadas, que contemplan plenamente el desafío de la integración, son más costosas de lo esperado.

Este modelo de negocios está lentamente cambiando hacia un modelo future-proof, donde el futuro y su devenir es una variable a tener en cuenta y la relación necesariamente se da a largo plazo.  La asociación entre proveedores de mediación y sus clientes es más estrecha: la confianza es la base de una sociedad que brinda mejoras constantes y a medida, que actúa frente a cada nuevo desafío. Así, lograremos implementar la mejor integración de sistemas, el mejor desempeño en mediación y estar al día con la renovación tecnológica.

En Southcom hemos desarrollado, a través de décadas de trabajo con ANTEL, la capacidad para generar sistemas de mediación que inteligentemente hacen uso de toda la información de voz y datos, proveniente de cada evento generado por el usuario, y la distribuyen efectiva y fluidamente. 

Nuestra experiencia en garantizar la correcta facturación de servicios y en agilizar el tiempo de incorporación de nuevas tecnologías, genera ahorros y un desempeño óptimo en un país como Uruguay que es conocido en todo el mundo por las virtudes y la vanguardia de sus sistemas de telecomunicaciones. Pero los sistemas en mediación tienen una potencialidad aún subexplotada.

La importancia de la información de uso (y quiénes deben sacarle provecho)

Producto de la conectividad que hoy vincula a más y más dispositivos, hoy es posible obtener muchísima más información de uso. En particular, si pensamos en la información de uso proveniente del Internet of Things, hoy contamos con una casi interminable red de terminales o potenciales terminales de uso. 

Esta información, que es de vital importancia en telecomunicaciones para facturar correctamente (¿cuántos datos se utilizaron, en qué momento del día o con qué tarifa específica?), hoy también permite procesos de facturación personalizada en otras industrias que desean adaptarse mejor a la demanda y a las variadas necesidades de usuarios y de sus circunstancias de uso. 

Particularmente, las empresas aseguradoras pueden salir al mercado con nuevos servicios de tarifas y facturación a medida, si están equipadas con el respaldo de un sistema de mediación que se ajuste a estas necesidades.  Para esto, es preciso el acompañamiento de profesionales que se hagan cargo de soluciones completas, integradas, y que no escapen ni dejen de lado ningún aspecto informático legado, preexistente, o que sea imperativo contemplar.  

Por eso, Mezzo se perfila como un importante insumo informático para empresas aseguradoras que deseen incorporar una facturación a medida, en función del uso. El compromiso de Southcom es que nuestro modelo de negocios será de una colaboración que siempre esté atenta a la totalidad del sistema, a la integración e integralidad de procesos, que no contenga restricciones ante las amplitud de necesidades del cliente y que posea la inteligencia para estar siempre un paso delante del devenir de la demanda y de la tecnología del futuro.